CONSEJOS QUE TE AYUDARÁN A VIVIR EL PRESENTE

CONSEJOS QUE TE AYUDARÁN A VIVIR EL PRESENTE

Antes de hablarte sobre cuáles pueden ser los cuatro consejos que te ayudarán a vivir el presente, queremos darte un pequeño preámbulo sobre qué es lo que puede significar el presente para la vida de una mujer en estos tiempos.

El presente para una mujer siempre debe ser el hoy. La mujer de la actualidad, es una mujer que vive una vida con mayores libertades, que se autoevalúa y es autodidacta.

La mujer de hoy, vive un presente sin temor a lo desconocido ya que asume un liderazgo de querer emprender sus propios sueños y retos personales a través de su propia convicción y confianza en sí misma.

Asume la vida con valor y sin dependencia, la mujer de esta época cree en la igualdad; sabe que posee exactamente las mismas cualidades y capacidades que tienen los hombres para desempeñar cualquier actividad sea en el campo educativo y laboral.

felicidad

Hoy, las mujeres tienen como prioridad su desarrollo personal, se preocupan por vivir el momento y dejar los temores, miedos y todo aquello que en su pasado no les genere paz.

Las mujeres han evolucionado y su estilo de ver y vivir la vida también.

Por ello, queremos darte bruces sobre algunos consejos que te ayudarán a vivir el presente;  por el cual tanto te has esforzado para que sea más prometedor de lo que anhelas.

Observa.

Las mujeres somos  grandes observadoras por naturaleza. No nos gusta nada que no sea agradable ante nuestros ojos; observamos no por el  mero hecho de hacer uso del sentido de la vista, sino de una forma más profunda y analítica.

Ser tan buenas observadoras nos ayuda a tener motivación en lo que queremos reflejar en nosotras mismas y ante los ojos de los demás. Vemos la vida con mucha más calma, sin afanes, ni prisas.

Observamos porque vemos lo bello que refleja la vida, porque creamos en nuestra mente y en nuestro corazón ese mundo ideal el cual queremos alcanzar y vivir.

Tomarnos la tarea de ser buenas observadoras día a día, hará que nuestro presente sea bonito, que encontremos en el diario vivir,  siempre tener motivos para sonreír y ser cada día mucho mejor que el día de ayer.

Ser buena observadora es un trabajo de constancia y disciplina.

Respira

Quien respira tranquilidad y hace una introspección en sí misma es feliz. Las mujeres siempre debemos darnos la oportunidad de tener nuestros espacios de plenitud.

Ser mujeres serenas, cargadas de buenas ideas, de buscar lo que realmente nos llene como mujeres y nos apasione es un gran plus para nuestro equilibrio emocional.  

A veces, no podemos desconocer que la vida es un poco acelerada para nuestro tiempo, pero detenernos y tomar como herramienta esa cualidad de pasividad y de calma que en su mayoría de los casos controlamos más que los hombres; nos permite que seamos más pacientes al momento de tomar decisiones en nuestra vida.

Rodearnos de personas, entornos, lugares, refugiarnos en un buen libro o en aquella canción que nos conmueve y nos genera plenitud, contribuirán a que en algún momento respiremos y seamos mujeres más livianas y felices.

Detente.

La felicidad es posible, se construye y se vive en el día a día. Las mujeres buscamos la evolución y el mundo evoluciona con nosotras mismas.  No podemos pretender que la vida sea bella todo el tiempo y siempre nos sonría.

A veces, hay que hacer altos en el camino y ver que hay otras facetas de la vida, que aunque no sean tan bellas, siempre tendrán un propósito en nosotras y son esas cosas las que precisamente nos ayudan a evolucionar más que las que tenemos dentro de nuestras propias posibilidades o zona de confort.

Por ello, es necesario detenerse en algún momento de nuestra vida y analizar el inmenso mundo de posibilidades que tenemos para que elegir y ser alguien feliz.

Acepta.

Las mujeres que aceptamos lo que la vida y el mundo nos proveen día a día solemos ser mujeres sensibles y llenas de gratitud.

Aceptar no es sinónimo de resignación;

Aceptar es entender que a veces hay situaciones en la vida que no son susceptibles de cambio y que hay que aprender a vivir con ellas.

Tenemos que tener siempre los brazos abiertos a nuevas oportunidades para que la vida nos sorprenda de la mejor manera.

Recuerda que muchas veces aquello que nunca nos esperamos puede que sea lo mejor que nos pueda suceder, la felicidad puede manifestarse de maneras increíbles.

felicidad

Cada que tengas la oportunidad detente, observa, respira y acepta. Es sencillo, practica constantemente estos pasos y verás cómo tu vida va cambiando cada que estés en el aquí y el ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *